Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Rutas entre historia y naturaleza . Itinerario n.1

A partir de la mitad del siglo XVI, en los puertos de Génova y Finale Ligure amarraban los galeones españoles procedentes de las Américas, desembarcando la plata destinada a financiar a las huestes hispánicas en los territorios de Flandes. Eso ocurría porque las armadas francesa y holandesa habían cortado las rutas atlánticas del norte europeo a los barcos ibéricos e italianos. Las caravanas españolas con destino a los Países Bajos recorrían los largos caminos que miran hacia el Norte de Europa, ya frecuentados durante centurias por mercaderes, peregrinos, artistas y gente del pueblo. Una ruta importante partía de Genova y/o Finale Ligure– Milán, a través de los valles appennínicos y de la llanura del río Po, progresando luego a lo largo del lago de Como antes de penetrar en los valles de la Cordillera Alpina (Valtellina y Val Chiavenna marcaban entonces la frontera italo-suiza), ascendiendo hasta los puertos alpinos de Spluga o Maloja, Septimer y Bernina. De aquí el camino discurría bajando hacia el Valle del Rín.

La presente ruta , que lleva a través de unos paisajes entre los más bellos de Lombardía, comienza en la localidad de Cólico, en la orilla norte del Lario, buen punto de partida para interesantes excursiones en los entornos. La más “española” es la que llega hasta el Fuerte de Fuentes. Esta población se alcanza con el tren de la línea Milano-Lecco -Sondrio-Tirano(frontera italo-suiza) en salida de la Estación Central milanesa(hora y media de recorrido), con posibilidad de cargar las bicicletas. Posibles etapas intermedias son Lecco, Varenna y Bellano. De Lecco hablaremos más adelante. Además de un agradable casco histórico, Varenna conserva un entrañable castillo en la cercana colina de Vezio ; su posición estratégica lo convierte en un estupendo mirador sobre el lago y la Cordillera Alpina. Otra pista conduce al más corto río de Italia, el Fiumelatte (Río leche) que pese a sus escasos 250 metros de longitud, brinda una espléndida serie de cascadas formando espuma de agua purísima color de la leche. Varenna es también uno de los mejores puertos para la navegación lacustre: encantadora resulta la ruta (una hora de viaje) entre Varenna y Bellagio, con vista de los ramos asì como del cuerpo central del lago, sin olvidar los escenarios de las estupendas cordilleras alpinas “… montes surgiendo de las aguas y elevándose al cielo…” como escribió en su obra cumbre “Los novios prometidos= I promessi sposi ”, el mayor novelista italiano, Alessandro Manzoni.
Bellano es punto de partida para visitar su impresionante desfiladero, donde anidan las águilas culebreas y el mirlo acuático.

Llegando a Cólico, a partir de la Dársena, la senda ofrece un espectacular escenario frente a los Alpes, bordeando el lago y luego el río Adda, progresando cerca de bosques de ribera hasta un pequeño poblado al pie de una colina, donde se alza la fortaleza. El Fuerte de Fuentes se construyó a partir del año 1603, por mando del homónimo Gobernador y fue sede de la más poderosa guarnición de frontera, limitando aquí el Milanesado con la Suiza de los Grisones y la República de Venecia(Cordillera Oróbica). Actualmente sus restos se hallan en la cumbre de la mencionada colina a orillas del Adda.

Fuerte de Fuentes

Al otro lado del río, El Pian di Spagna, así llamado en recuerdo de la presencia española, es la zona aluvional formada por las desembocaduras de los ríos Adda y Mera, que separa los lagos de Como y de Mezzola, antiguamente unidos en una única cuenca. Se encuentra al cabo de los valles S.Giacomo y Valtellina. Al tratarse de una zona con escasa protección orográfica, frecuentes son los vientos procedentes de los mismos valles, del Lario y de las sierras alpinas. Aquí barrancos, llanos, colinas y aguas se entremezclan dando lugar a un ambiente particular, de escasa urbanización y con una riqueza floro-faunística de primer orden. El lago de Mezzola destaca por sus aguas profundas, acantilados, playas, cañaverales, juncos y bosques de ribera. Colinas, montaña y llano ofrecen pinares de pino silvestre, hayedos, enconares, genistas, enebros y una densa vegetación seudomediterránea . Todo el conjunto es ahora Reserva natural de la Región Lombardía y se puede visitar.
En torno al lago, que guarda rincones de singular belleza, se alzan unas altas cumbres en las que a menudo se observa el vuelo de halcones y águilas. Se trata, además de inmediaciones que juegan un papel importante en las rutas de las aves migratorias. Desde los vestigios del Fuerte nos asomamos al azul de ambos lagos, a los valles y a las distintas serranías alpinas.

<span style="font-size: x-small;">Lago di Mezzola y Plan di Spagna</span>

Lago di Mezzola y Plan di Spagna

Volviendo a Cólico en bici, conviene tomar el desvío que nos acerca en pocos kilómetros a Bellano ; de aquí siguiendo el trayecto hacia Tartavalle Terme se puede llegar, subiendo, hasta Cortenova y luego al valle Valsássina. El encuentro con el paisaje montañés justifica sobradamente esta ruta y permite disfrutar de una vía ciclopeatonal entre las mejores de Lombardía ; asimismo es posible acceder al impresionante Parque natural de la Grigna Settentrionale, que guarda estupendos escenarios de peñas kársticas, bosques, cuevas y barrancos.

A través de Valsássina regresamos a Lecco ; esa ciudad ha crecido desmesuradamente en los últimos decenios; sin embargo muy atractivos son el paisaje lacustre y la belleza de las cercanas serranías que se caracterizan por sus formaciones rocosas. Una de las más singulares es el legendario Resegone = Serruchón, macizo formado por peñas abruptas , farallones rocosos y profundos barrancos.
Toda la comarca es famosa por haber sido escenario de la mencionada novela “I Promessi Sposi”, cuya trama se sitúa en la época española. Por eso, dentro de poco, dejaremos la palabra al autor, el novelista italiano Alessandro Manzoni (1785-1873) que algo más refiere sobre este tramo del Camino Español.

Camino al revés (I Promessi Sposi , cap.XXVIII)

Unos pasajes de la obra cumbre de la narrativa italiana, I Promessi Sposi, nos relatan cómo el Camino de Flandes se recorrió también al revés ; la novela nos lleva en la Italia del Norte durante la Guerra de los Treinta Años ; en este capítulo Manzoni narra la llegada de las tropas mercenarias alemanas (Lansquenetes) en marcha hacia Mantua, en el año 1629, añadiendo unos particulares interesantes. Las huestes alemanas imperiales, aliadas de España (aunque  entre ellas y los Tercios españoles no siempre corría buena sangre ) recorren el Camino en sentido inverso, desde los campos del Centro Europa hasta el Norte de Italia, a través de los Grisones suizos, Valtellina , costeando luego los ríos Adda y Po.
Un detalle interesante es el pasaje de este ejército a través del valle alpino de Valsássina, que permitía cortar el recorrido de unos cuantos kilómetros , camino de Mantua. Este territorio es interesado por el parque natural de la Grigna Settentrionale, estupendo macizo prealpino de relieve abrupto,puesto entre la cordillera central y el lago de Como.

Parque Natural de la Grigna Settentrionale Cumbre de la Grignetta

Parque Natural de la Grigna Settentrionale
Cumbre de la Grignetta

Así Manzoni describe esos acontecimientos:

…Mientras aquel ejército (las tropas francesas)se alejaba por una ruta, el de Ferdinando (emperador de Austria) se acercaba por otra; acababa de invadir al País de los Grisones (Suiza) y la Valtellina (vasallos de los Grisones) ; estaba a punto de bajar al Milanesado. Además de todos los daños que podían temerse por un tal pasaje, habían llegado claros mensajes al Tribunal de Sanidad que en aquel ejército incubara la peste… 

…En reemplazo de Don Gonzalo , fue enviado el marqués Ambrosio Spínola,[*] cuyo nombre ya tenía adquirida , en las guerras de Flandes, aquella celebridad militar que aun le queda.

Mientras tanto las huestes alemanas , bajo el mando del conde Rambaldo di Collalto, otro capitán italiano, de menor aunque de no última fama, acababan de recibir el orden definitivo para marchar a la conquista de Mántova (Mantua) ; así que durante el mes de septiembre entraron en el Milanesado.

(Manzoni añade que : ..gente que bajo su mando (del capitán Collalto) ya había devastado a Alemania…)

Eran ventiocho mil infantes y siete mil caballos, y bajando de Valtellina para llegar al territorio Mantuano tenían que seguir todo el curso que el río Adda hace por dos ramos del lago (de Como), y aun de nuevo como río hasta su desembocadura en el Po, y luego les quedaba un buen tramo de esto para costear ; en total ocho jornadas por el Milanesado.

Cólico fue la primera tierra que invadieron aquellos demonios ; se arrojaron luego sobre Bellano , de allá entraron y se derramaron por la Valsássina (Valle alpino paralelo al lago), de donde aparecieron de repente en el territorio de Lecco.

(Alessandro Manzoni – trad.d.A)

Desde Lecco, cruzando el antiguo puente que separa el Lario del Lago de Garlate, precioso satélite que continúa las características de la más grande cuenca lacustre, a los pocos quilómetros es posible alcanzar, también por vía ciclopeatonal, el Parque natural del Monte Barro, cerro aislado que guarda una de las mayores riquezas botánicas de Lombardìa (1000 especies en tan sólo 6 kmq.). Por su posición estratégica (desde la cumbre se goza de la impresionante panorámica de los lagos de la comarca Brianza, del Lario y de la Cuenca Padana) fue una enclave importante durante la épocas romana, altomedieval (vestigios de los Piani di Barra) y española (Iglesia de San Michele).

Monte Barro - vestigios del siglo VI d.C.

Monte Barro – vestigios del siglo VI d.C.

[*] Ambrosio Spínola :

Este Comandante y luego Gobernador de Milán, genovés, protagonista de la guerra en Flandes, fue inmortalado en el cuadro Las lanzas o la rendición de Breda por el gran Diego Velázquez.
De este largo conflicto refieren, entre otros, también Cervantes en el Quijote y las Novelas Ejemplares, y Francisco de Quevedo en su novela Vida del Buscón.
Entre los episodios bélicos más cruentos destaca el sitio de Ostende, que duró desde julio de 1601 hasta septiembre de 1604. Mandaba las fuerzas españolas el mismo Ambrogio Spínola.

Diego Velázquez - las Lanzas o la rendición de Breda ( Madrid, Museo del Prado )

Diego Velázquez – las Lanzas o la rendición de Breda
(Madrid, Museo del Prado)

(Ambrogio Spinola recibe del comandante holandés Mauricio de Orange la llave de la ciudad de Breda.)


Nando Pozzoni

Nando Pozzoni