Etiquetas

, , ,

lunes, 10 de junio de 2019 18h

Viajeras intrépidas y aventureras de Cristina Morató

Club de lectura
Coordinadora:

Alessia Scurati

Biblioteca del Instituto Cervantes, via Dante, 12

(Reserva obligatoria.)

  • Este libro puede comprarse en Librería Il libro, Via Ozanam, 11 (MM1 Lima) 022049022

Sinopsis

Intrépida y aventurera, como las mujeres que retrata, Cristina Morató recoge en este libro las hazañas de un puñado de mujeres que se lanzaron a descubrir mundo y de las que muy poco sabemos. Desde mujeres audaces hasta tranquilas amas de casa que, llevadas por el «demonio» de la curiosidad y hartas de su papel social, se aventuraron desde los tiempos más remotos a viajar allí donde los mapas estaban en blanco. A lo largo de las páginas de este libro conoceremos a estas auténticas pioneras: monjas de armas tomar, piratas, conquistadoras, ladies viajeras o las olvidadas esposas de los famosos exploradores que contribuyeron al éxito de sus expediciones… Damas victorianas que viajan a la selva africana o a los desiertos de Arabia vestidas con apretados corsés, enaguas, botines y sombrillas. Que no renuncian a algunos caprichos: May Sheldon viaja en un enorme palanquín de mimbre y con su inseparable bañera de zinc, Gertrude Bell cena en el desierto con su vajilla de porcelana, cristalería y cubertería de plata… Y así, sin importarles el riesgo, se enfrentan a caníbales, fieras salvajes y una naturaleza hostil. Algunas se visten de hombre para pasar inadvertidas, aprenden a manejar el fusil, montan a caballo como expertas amazonas o escalan montañas para mantenerse en forma. Viajeras intrépidas y aventureras nos aporta una lectura deliciosa y el reconocimiento histórico a muchas mujeres olvidadas que, con su imaginación y coraje, hicieron posible el milagro de la aventura en un mundo de hombres..

JUNTO A UNA TAZA DE TÉ

Me entregué a la lectura de este libro parte del verano y de este otoño y tenía pendiente hablar de él. En principio el libro me ha gustado, porque Cristina hace una muy buena recopilación de documentación sobre las mujeres que han cogido sus “mochilas” y han experimentado la sensación de viajar…
Me ha llevado desde Egeria (la primera mujer viajera española, de la que se tiene conocimiento en el siglo IV, gallega ella), hasta Jane Goodall en su investigación con los Chimpancés. He conocido a mujeres pirata como Anne Bonny y Mary Read, mujeres que surcaban los cielos como Amelia Earhart (de quién se ha hecho una película y que actualmente está en carteleras). Anita Delgado y sus danzas, reinas de áfrica como Mary Kingsley, famosa etnologa….Y seguiría…
Leyendo este libro, me he visto viajando con todas las mujeres de las que me hablaba, y…si el tiempo me lo permitía, me zambullía en internet. Navegaba para conocer más acerca de las mujeres de las que me hablaba.
Viajar, es de las cosas que más me gusta hacer en la vida, pero al contrario de las muchas mujeres viajeras de las que habla Cristina…en mi caso…necesito volver a casa. Hace poco hablé con la dueña de una tetería que hay en la ciudad donde vivo…ella ahora se dedica a viajar y a hacer documentales por centro américa, y cansada, me dice…”es bonito y bello viajar. Sentir que te desprendes de todo…y que la mayoría de tus pertenencias caben en una maleta…pero necesito volver a casa. Quedarme unos días tranquila, y sentirme en un hogar”.
En el libro Cristina, se contradice bastante (y aquí entro en la parte más crítica del libro). Ella habla de las mujeres viajeras, pero si han hecho un viaje con ciertas comodidades o se quejan de lo duro que es viajar en camello durante muchas horas, entonces…no son verdaderas viajeras. O si se quieren llevar sus costumbres británicas (porque es de quienes más habla) pues…por qué no se quedan en casa?? (se pregunta ella).
Pienso que las personas tienen derecho a viajar, y a hacer el viaje como les plazca. Gracias a los diarios de muchas mujeres hemos descubierto que quizá la vida en África o en otros países no es tan fácil. Que es duro montar en camello, etc…
A mí me gustó leer en un libro de Virginia Woolf como nos veía a los españoles en aquella época y en aquellos rincones del mundo. ¿No es cierto que de algún modo ser viajera, no sólo es viajar, sino dejar algo de uno mismo en el trayecto? Al menos eso es lo que siento cuando viajo. Y aunque el placer del viaje sustituya todos los desencuentros o infortunios que me toque vivir, desde luego, hablaré de lo dura que ha sido la ruta, de las difícultades, etc…
Hubo momentos, cuando leía acerca de las mujeres victorianas, que me entraron ganas de dejar abandonado el libro. Admira mucho a las mujeres que se visten de hombre o que incluso en su aspecto, suelen ser confundidas por varones. Ah!! Y era imprescindible tener una vida agitada sentimentalmente. Deja claro que Ida Pfeiffer (mujer a la que admiro profundamente) dice que deja constancia de su prepotencia en sus experiencias de viaje. Ide Pfeiffer fue una mujer que se marchó sóla con poco dinero y que demostró que se puede viajar con poco. Dicen que fue la primer “mochilera”. Recorrió el mundo en tres ocasiones. Y emprendió sus viajes, porque era lo que más le gustaba hacer en la vida. Estuvo casada y tuvo dos hijos… Yo he leido uno de sus libros, y no veo la prepotencia de la que me habla Cristina.
En definitiva, el libro no esta mal por el trabajo documental que tiene, pero…la forma en que la autora abarca el tema, las opiniones personales, etc…dejan mucho que desear, desde mi humilde opinión.

Cristina Morató (Barcelona, 1961) estudió periodismo y fotografía. Desde muy joven ha recorrido el mundo como reportera, realizando numerosos artículos y reportajes. Tras pasar largas temporadas en países de América Latina, Asia y África donde trabajó para la Cooperación Sanitaria Española en la actual República Democrática del Congo, en 2005 viajó por primera vez a Oriente Próximo visitando Siria y más tarde Jordania. Durante estos años alternó sus viajes con la dirección de programas de televisión, trabajo que decidió abandonar para dedicarse a escribir sobre la vida de las grandes viajeras y exploradoras olvidadas por la historia. En busca de sus rastros, recorrió más de cuarenta países. Los documentos, libros y datos encontrados durante el camino le permitieron escribir Viajeras intrépidas y aventureras (2001), Las Reinas de África (2003), Las Damas de Oriente (2005) y Cautiva en Arabia (2009).
Interesada por descubrir el lado más humano y menos conocido de las grandes divas del siglo XX, entre ellas Maria Callas o Coco Chanel, ha publicado Divas rebeldes (2010).
En Reinas malditas (2014) la escritora cuenta las apasionantes vidas de seis reinas y emperatrices marcadas por la tragedia que no pudieron elegir su destino.
Su último libro, Divina Lola (2017), Cristina Morató narra la extraordinaria historia de Lola Montes, una de las mujeres más famosas del siglo XIX, una mujer marcada por el escándalo que tuvo el mundo a sus pies.
Además, Cristina Morató es miembro fundador de la Sociedad Geográfica Española (www.sge.org), y pertenece a la Royal Geographic Society de Londres.