Etiquetas

, , ,

La Columna de Jean Claude Fonder

.  La batalla por el futuro del libro se dirime en Latinoamérica (El País del 23/10/13)

Una lengua cambiante y múltiple (El País 26/10/13)

Habréis notado que desde hace algunas semanas estamos publicando una nueva rúbrica:  La portada de la semana. ¿Qué es?

A mi, y supongo que a todos los amantes de la lectura, me gusta “ir de librerías” y pasearme por las mesas en las que los libros exhiben sus cubiertas. En las estanterías me veo obligado a inclinar la cabeza para leer su lomo. Valoro una librería o una biblioteca por su modo de clasificar los libros, su modo de seleccionarlos, exponerlos y recomendar su lectura. Luego, cuando un título, un autor o una portada me seduce, abro el libro y leo extractos casualmente, valoro la tipografía y consulto la contra portada. Tengo que decir que he comprado, en mi vida, más libros de los que he leído.

Nada de esto ha cambiado con la aparición del libro electrónico.

Andreu Martín, escritor catalán al que conocí en persona la semana pasada en el club de lectura decía que le encantan los caballos pero que él se mueve en coche. Además, añadía que la gran ventaja de los libros electrónicos es que son inmortales y universales. En cualquier caso el papel que tienen las librerías y las bibliotecas en la promoción y sugerencia de los libros va a seguir siendo el mismo.

Rechazar el libro electrónico sería un error, sería como construir un castillo de arena para resistir a la marea. Ya algunos libros solo se han publicado en versión electrónica, aunque estoy seguro de que nunca va a desaparecer la necesidad de organizar presentaciones, clubes de lectura y lugares para estar con los libros. Las páginas web ayudan a promover, informar, presentar y vender los libros, entre otras cosas.

Del mismo modo pienso que la gente no va a dejar de verse y quedar para tomar algo porque existan las redes sociales. Se trata de encontrar un nuevo equilibrio. Conozco a personas de todas las edades que han utilizado estas redes, quizás en exceso, y que han decidido dejarlas o, al menos, cambiar su modo de utilizarlas.

LibrosEl libro electrónico es una nueva tecnología con muchas ventajas que, tal y como ocurrió con la imprenta, va a revolucionar y a cambiar el mundo de la edición y de la cadena de distribución. De la misma manera, muchos sectores evolucionan y se asestan en poco tiempo, mucho más rápido de lo que se cree. Por ejemplo, he oído decir que la fotografía o el cine digital no alcanzará nunca la calidad de la película o el papel fotosensible. Hoy en día, los fotógrafos han donado a los museos las cámaras fotográficas que no son digitales. Los fabricantes y los distribuidores han cambiado, pero sólo en parte, porque algunos se han adaptado y otros han desaparecido. La fotografía, no ha estado nunca tan bien como ahora, precisamente porque se ha difundido entre un público mucho más vasto.

Este mismo proceso se ha iniciado en el mundo de las letras. Los protagonistas (escritores, periodistas, etc…) que conquisten un puesto en el nuevo mundo no son los que rechazan el futuro. Tendríamos que aceptar la evolución y con nuestro ingenio sacar provecho de lo mejor de la tecnología y también contribuir a mejorarla.

La portada de la semana es un pequeño intento de trasladar al nuevo mundo, el poder de seducción de una portada para que provoque vuestra curiosidad.

JEAN CLAUDE FONDER

Ilustración de  M. L. B.