ASÍ SE DICE: La guerra de las preposiciones

Hay un afán "inconsciente" en los periodistas —incluso en los llamados redactores— de meter preposiciones cuando no viene al caso y de meterlas trabucadas o no meterlas cuando toca. Un ejemplo de esto —desgraciadamente hay muchos— es el uso y abuso de la expresión grosso modo, que los periodistas (vaya usted a saber por qué) suelen preceder de la preposición a, de, con u otros despropósitos y aberraciones lingüísticas de similar cariz. 

Lo dicho: revísense lo de las preposiciones, señores periodistas. 

Leer más

ASÍ SE DICE: Los errores no dan tregua

Hablando del desbordamiento de algunos ríos en España a causa de las fuertes lluvias, un periodista ha presentado la información con la siguiente frase: “El río no deja tregua”. En realidad, son dos las cosas que habría que comentar. Lo primero de todo, evidente a todas luces para cualquier hablante nativo de español, es que el verbo empleado es incorrecto, ya que la expresión se forma con dar, no con dejar. Dar tregua. Es una colocación que no puede alterarse caprichosamente. Que consulten el diccionario Redes de Ignacio Bosque si tienen alguna duda a la hora de combinar las palabras.

Leer más

ASÍ SE DICE: De los rigores latinos

Se escucha con demasiada frecuencia en boca de periodistas aquello de "incongluencia", 
que con indecencia rima. 

   Es usual escuchar en boca de periodistas expresiones latinas enunciadas al buen albur, o al buen tuntún, habría que decir. 

   Como con tantas cosas, bastaría con que se documentaran sólo un poco para no incurrir en errores flagrantes y disparates obscenos. 

   Eso sería actuar con el rigor y la profesionalidad de la que, con estomagante frecuencia, suelen presumir. 

Leer más

ASÍ SE DICE: Redujeron, condujeron, introdujeron…

No es infrecuente escuchar entre los periodistas una conjugación equivocada de verbos como reducir, conducir, introducir y otros terminados en -ducir. Conjugan la tercera persona del plural del pretérito perfecto simple (o pretérito indefinido, como se obstinan en decir tontamente los manuales de español para extranjeros) de estos verbos como “reducieron” en vez de redujeron, “conducieron” en vez de condujeron, “introducieron” en vez de introdujeron, etc. Y de la misma manera todas las formas del pretérito imperfecto de subjuntivo: “reduciera” en vez de redujera o redujese, “conduciera” en vez de condujera o condujese, “introduciera” en vez de introdujera o introdujese…

Leer más

ASÍ SE DICE: Sobre incongruencias y otros decires periodísticos

Se escucha con demasiada frecuencia en boca de periodistas aquello de "incongluencia", 
que con indecencia rima. 

Con r, señores de la prensa.
La líquida a la despensa. 

Igualmente, 
dicen aquello de "ambos dos", señores redactores. 

Implícito y notorio es, 
letrados locutores, 
que ambos sendos son dos. 
Leer más

ASÍ SE DICE: Doble adversativo

Hay una especie de muletilla, de uso frecuente en los llamados tertulianos y demás actores de la cosa televisivo-radiofónica, que consiste en decir «pero sin embargo…». No sean redundantes, no dupliquen el adversativo. No es necesario. Basta con uno de los dos.

Leer más

ASÍ SE DICE: Requieren ayuda gramatical

Un periodista español pronuncia la siguiente frase: “otras cinco personas no requisaron hospitalización”, en una flagrante e incomprensible confusión entre los verbos requisar y requerir, que es el que se debería haber usado: “no requirieron hospitalización”. ¿Cómo es posible una equivocación de este tipo? El gran problema es que no se trata de un error aislado, sino que, como intentan demostrar los artículos que venimos publicando desde hace meses, es otro más de una larga, interminable, vergonzosa y preocupante lista.

Leer más

ASÍ SE DICE: Sobre condiciones varias

Con frecuencia se escucha en boca de periodistas «sin equa nun», «sine qua no» o, incluso, «sine qua nen». Todos estos engendros lingüísticos son ecos ignorantes, poco afortunados, de la locución latina sine qua nonconditio sine qua non

No cuesta mucho informarse, para ser, como suelen pregonar de sí mismos, profesionales rigurosos. Pues el lenguaje, más allá de los contenidos, es su principal instrumento. Su herramienta de trabajo. 

Y si no, que digan condición necesaria o imprescindible. Y así no hay riesgo de equivocación (o quizá sí, quién sabe). 

Leer más

ASÍ SE DICE: De espantos propios y ajenos

Una nueva expresión nos causa gran estupor en el atolondrado devenir del hacer periodístico: de motu propio. Bien, al que pueda interesar: la preposición sobra y, además, el término latino correcto es propriomotu proprio. Sin más. 

Leer más

ASÍ SE DICE: Problemas con la A

Leemos lo siguiente en un periódico español: «combatir a las ideologías». Es frecuente en los periodistas confundir los usos de la preposición «a» cuando antecede a un complemento directo. Solamente debe usarse ante personas y ante animales que se consideran «de familia». Y no siempre. Lo que no es de recibo es el uso de la a ante un complemento directo que no entra en esas categorías, como en la frase citada, donde lo correcto sería «combatir las ideologías».

Leer más