Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

La recherche du temps perdu

Je me rendais compte de tout ce qu’a de réel l’œuvre de Wagner, en revoyant ces thèmes insistants et fugaces qui visitent un acte, ne s’éloignent que pour revenir, et, parfois lointains, assoupis, presque détachés, sont, à d’autres moments, tout en restant vagues, si pressants et si proches, si internes, si organiques, si viscéraux qu’on dirait la reprise moins d’un motif que d’une névralgie.

La musique, bien différente en cela de la société d’Albertine, m’aidait à descendre en moi-même, à y découvrir du nouveau: la variété que j’avais en vain cherchée dans la vie, dans le voyage, dont pourtant la nostalgie m’était donnée par ce flot sonore qui faisait mourir à côté de moi ses vagues ensoleillées.

Marcel Proust, La prisonnière
(extrait).

Me daba cuenta de todo lo que hay de real en la obra de Wagner, al ver esos temas insistentes y fugaces que visitan un acto, que no se alejan sino para volver, y, lejanos a veces, adormecidos, desprendidos casi, en otros momentos, sin dejar de ser vagos, son tan apremiantes y tan próximos, tan internos, tan orgánicos que dijérase la reincidencia de una neuralgia más que de un motivo.

La música, muy diferente en esto a la compañía de Albertina, me ayudaba a entrar en mí mismo, a descubrir en mí algo nuevo: la variedad que en vano había buscado en la vida, en el viaje, cuya nostalgia me daba, sin embargo, aquella corriente sonora que hacía morir a mi lado sus olas soleadas.

Marcel Proust, La prisionera
(traducción de Consuelo Berges Rábago).

.

Tengo ganas de volver a leer “En busca del tiempo perdido” de Marcel Proust.

Recuerdo que tardé casi un año en leerlo. Era ya adulto cuando lo leí, lo hice lentamente, muchas veces releía el mismo párrafo para saborearlo bien. Siempre me han gustado las lecturas largas, las empresas faraónica. Pasar tiempo con un autor o con una obra de dimensión importante es algo que me gusta. He leído, entre otros, todo Zola, Schnitzler, Simenon u obras como I promessi sposi o las dos partes del Quijote pero reconozco que la lectura de La recherche fue una experiencia inolvidable.

Cuando me mudé a Italia quise leer obras en italiano para mejorar el conocimiento de la lengua de mi país de adopción y para explorar una literatura a la que en tierra francófona se le dedicaba poca atención. Después me jubilé y con mi esposa Marie Louise decidí aprender el español para llenar el tiempo mayormente libre que teníamos, y descubrimos un mundo, una cultura inconmensurable, la literatura más en ebullición que se pueda imaginar siendo las publicaciones más numerosas que los peces en el mar.

Cuando supe que habían otorgado el Premio Nobel de literatura a Patrick Modiano (del que no he leído nada) me di cuenta que hacía mucho tiempo que ya no leía en mi idioma. Por un mecanismo que podríamos llamar proustiano, eso reavivó mis ganas de leer a Proust, de hablar de Proust, de hablar de él con mis amigos españoles y no quiero esperar un año o quizás más para empezar.

He elegido este extracto de “La prisonnière” porque nos habla de una pasión que tengo en común con él, la de la música y de Wagner en particular. Los “leitmotiv” son temas musicales asociados a caracteres determinados o elementos dentro de la trama que Wagner utilizó sistemáticamente en sus últimas óperas más importantes. Estos leitmotiv son esenciales para la concepción que tenía de la “obra de arte total” (Gesamtkunstwerk), en la que se lleva a cabo una síntesis de todas las artes poéticas, visuales, musicales y escénicas. Nadie mejor que Proust para hacernos percibir y sentir lo que quería transmitirnos Wagner ya que su estilo es muy impresionista y musical y, sin entrar en la controversia sobre el sentido y el papel de la famosa petite phrase musicale de Vinteuil, no creo que se pueda negar que este genial escritor transponga en su arte componentes no solamente pictóricos sino también musicales.

Llegados a este punto el problema esencial será la traducción. He inserido una que encontré en internet, la de Consuelo Berges Rábago (1899-1988), que no me parece mala, con mis limitaciones para lo que puedo percibir en castellano. Me gustaría conocer vuestra opinión sobre este tema. Os adjunto este enlace a un articulo interesante del diario El País “ ‘En busca del tiempo perdido’, la traducción de nuestras vidas

Querría comentar la segunda parte del extracto que he seleccionado. No puedo más que compartir totalmente la opinión de Marcel Proust expresada aquí con tanta poesía. La música ha tenido y sigue teniendo un papel fundamental en mi vida. La descubrí en los albores de mi adolescencia y me acompañó, evolucionó y quedó arraigada en mí a lo largo de un recorrido sinuoso que partiendo de la música clásica y romántica me llevó a la música barroca y de ahí llegué alcanzar la música contemporánea. Como para Proust, para mí Wagner fue una etapa fundamental. Todo empezó viendo en video la maravillosa versión subtitulada del Anillo del Nibelungo (Der ring des Niebelungen) de Pierre Boulez y Patrice Chéreau, con la excelente “Guide des opéras de Wagner” de Michel Pazdro en la mano que permite reconocer con facilidad la presencia de los Leitmotiv. Después de este trabajo esta obra considerada larga y difícil me decía más que las óperas de la tradicional lírica italiana del siglo XIX. La he visto tantas veces que ya no recuerdo el número. Las dos últimas ha sido en la Scala de Milán en la estupenda versión de Daniel Barenboim y Guy Cassiers.

Espero complaceros añadiendo a este artículo algunos de los “Leitmotiv” que utilizó Wagner en “Tristan Un Isolde” y dos extractos extraordinarios de esta obra maestra en los que podréis reconocerlos.

Jean Claude Fonder

Leitmotiv

Extractos de Tristan und Isolde

Preludio del acto 3 – Leopold Stokowski

.

Liebestod Scala 2007 Waltraud Meyer, Daniel Barenboim

.


.
.
.
.
.
#columnajc…..

..

.

.

.

.