Etiquetas

, , , ,

Gina Galeotti Bianchi
La partisana Lia

Gina Galeotti BianchiEs bonito recorrer los jardines de via Val di Ledro y ver, bajo los majestuosos plátanos, a las abuelas de nuestro barrio sentadas hablando entre ellas, o jugando con sus nietos. Esos jardines, desde el año 2005, están dedicados a Gina Galeotti Bianchi , la partisana “Lia”.

Ella nunca paseó por estos jardines porque, como muchas otras personas, fue víctima de la guerra.
El 24 de abril de 1945, con Stellina Vecchio, nombre de batalla “Lalla”, estaba yendo en bicicleta a Niguarda para un intercambio de órdenes. Quizás el de la insurrección general de los obrerLia en bicicletaos de las fábricas del norte de Milán, o quizás un intercambio de información para las mujeres del barrio. Pero en la calle Graziano Imperatore, una ráfaga de metralleta disparada desde un camión cargado de soldados alemanes que huía, golpeó a Gina.

Tenía 32 años, estaba embarazada de ocho meses y murió instantáneamente con su criatura.
Poco antes había dicho a Stellina: ‘mañana liberan a mi marido de la cárcel de San Vittore y, cuando nacerá nuestro hijo, ya no habrá fascismo’.
Costó mucho a Lalla recuperarse de la muerte de Gina. Poco a poco, gracias al trabajo, a las nuevas responsabilidades políticas, a la alegría por la caída del fascismo, la vida lentamente empezó a encauzarse. Pero aquel trágico episodio marcó la vida de Stellina, que divulgó su testimonio hasta el final de sus días.

Placa Gina Galeotti BianchiGina nació en Suzzara (MN) en 1913. Allí transcurrió su juventud. Cuando tenía sólo 16 años entró a formar parte del movimiento antifascista. En aquel tiempo pocas personas se hacían clandestinas. Una vez que tuvo el diploma de contable, se casó con Bruno Bianchi, y juntos se fueron a vivir a Milán, donde continuaron la actividad anti fascista.

En marzo de 1943, fue arrestada y sometida a juicio en el Tribunal Especial por ser considerada una de los organizadores de las huelgas en la ciudad.

En la cárcel de San Vittore fue sometida a 33 interrogatorios, uno de los cuales duró 48 horas consecutivas. Fue torturada físicamente para que revelase los nombres de los compañeros de lucha.

Cuando cayó el fascismo, el 25 de julio de 1943, no fue excarcelada porque, habiendo sido militante clandestina del partido comunista, era considerada peligrosa también por el gobierno Bagoglio. Fue sólo después del armisticio del 8 de septiembre que fue liberada de la cárcel de Parma. Volvió a Milán a continuar la actividad antifascista.

Además del rol de dirigente política en el Comité Provincial de los Grupo de defensa de la mujer, Gina se ocupó de la publicación y del servicio de información de la prensa clandestina, que incluía l’Unità.
Tuvo un papel de extrema importancia en el sector de Niguarda del “Gruppo di Difesa della Donna”, en el que , con gran capacidad se dedicó a formar y organizar a las mujeres de este barrio.

1945-gen-NOI-DONNELas responsabilidades que asumía, siempre secretas, eran de asistencia a las familias víctimas d ela guerra, a las que procuraba víveres, ropa, medicinas y ayuda económica; difundía la prensa clandestina, organizaba encuentros furtivos en fábricas y mercados; organizaba manifestaciones y huelgas; escondía personas buscadas por los fascistas, entre las cuales había jóvenes objetores de conciencia y soldados desertores.

Sobre todo se interesaba por los niños huérfanos, para los que organizaba actividades de ocio. Recientemente, en la sección ANPI ‘Martiri Niguardesi’, Sergio Fogagnolo, que entonces era un niño, nos confirmó que ‘debe mucho a Gina’.
El padre de Sergio, el ingeniero Umberto, responsable de Justicia y Libertad de Sesto S. Giovanni fue fusilado el 10 de agosto de 1944 con otros 14 mártires en la plaza Loreto.
Gina buscó asilo para la madre de Sergio con la partisana de Niguarda Giovanna Molteni Sangiorgio, que la escondió de los nazis que la buscaban por su pertenencia a los grupos partisanos. Sin la ayuda de Gina y Giovanna hubiera sido difícil que se salvaran.

Una lápida recuerda a la partisana Lia en la calle Graziano Imperatore, en el lugar donde fue asesinada. También la sala del Teatro della Cooperativa está dedicada a Gina y su retrato se expone en la entrada del teatro, donde se puede admirar su dulce mirada, como la recuerda Stellina.

Cartel Nome di bataglia LiaRenato Sarti, director artístico del Teatro, en el año 2003, después de un largo y extraordinario trabajo de investigación y búsqueda de testimonios, creó el espectáculo ‘Nome di bataglia Lia’. Un texto teatral sugerente sobre el coraje, la tenacidad y la belleza de esta mujer y de las partisanas de este barrio.

Esta representación, que ha sido grabada en dvd, continúa recogiendo el aplauso del público, de la crítica y de la prensa local y nacional.

Nome di bataglia LiaEn 2010, la Presidencia de la Republica concedió una medalla conmemorativa al Teatro della Cooperativa por este espectáculo, en coincidencia con el 65º aniversario de la muerte de Lia. En abril del mismo año ‘Nome di bataglia Lia’ ha sido representado en la prestigiosa Sala de la Lupa en Montecitorio.

[youtube https://youtu.be/FyU69UWCgvs]

Por último, y no por ello menos reseñable, la sección ANPI del barrio NiguarMural Gina Galeotti Bianchida ha añadido los retratos de Lia y Stellina, las dos partisanas en bicicleta en el gran mural ‘Niguarda Antifascista’, que da la bienvenida a quien entra en el barrio.

Todo esto demuestra que los antifascistas de Niguarda de hoy no olvidan a quien ha combatido y dado la vida por la democracia, por la libertad de pensamiento y de opinión de nuestro país.

Maria Maddalena Vedovelli
Gruppo donne “Martiri Niguardesi”
ANPI Milano