Etiquetas

, ,

cropped-felix-banner definitiva (1) 3

Entre Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff
Y Elisabet Cristina von Brunswick- Bevern

No es alto el cielo del caballo en la pradera
Una y mil noches rehúso tomar decisiones

Contra el poder subsidiario de las avispas
Dolor de la rosa que ignora qué coño hace

Aquel promotor de imagos retrospectivos
Hasta la posición estremecida del gusano

Romano el bulto imprecisamente alumbre
De la misericordia de la aviación británica

Me adivinó el parpadeo de las luces puras
Que a lo lejos van marcando mi trastorno

Y ordené que a tan feroz estremecimiento
Opusieran los ángeles el piano de encima

La propaganda es un crimen desiderativo
Y el diccionario un préstamo bibliotecario

Elevado el corpus risueño de Arquímedes
Algunos ícaros muerden uñas tremendas

Flotan sin embargo en la miel puntiaguda
Avituallamiento o presentimiento remiso

Sean los mismos que alumbraran pálidos
Reflejos de las horas del dolor lingüístico

¿Tuve que demostrar que sangro oblicuo
Y que moví luna en esa lágrima dirección?

Desde que sucedí vivo Federico conmigo
Pues que necesito interpretar las nubes

Me sugiere Georg el silencio de Alemania
(Porque Prusia y Japón y las compresas)

Y en cualesquiera de otros pensamientos
Aquí lo evidente no requiere explicación

Vestí a los soldados valga la redundancia
Como amenizadores de excelsa industria

Conseguí Silesia porque el mineral sepa
Cómo debe defenderse de las fantasías

Y fracasé. No suelo contravenir el puto
Alquiler de mujeres y chaperos galgos

Bach y Voltaire -otro galeno promiscuo-
Entonan arias de taberna reconstruida

¿Insensato el dictamen con que adorné
El beneficio de haberlos frecuentado?

Anti Maquiavelo sentó mal en la mesa
Los botones de la casaca desabrochada

Tornan a moquear como solía agustina
La ocasión funeraria de una luciérnaga

Tengo miedo del encuentro con el ayer
Que vuelve a enfrentarse con mi vida

Así que instruyo a las preocupaciones
Para que sean desobedientes y eviten

Cualquier construcción de la memoria
Fundada en cuanto hice y dejé hacerse

(Le hasard ne favorise que les esprits
Préparés). Basta de comas y de puntos

FÉLIX BLANCO SÁNCHEZ
Poemas a 0,