Etiquetas

, ,

Recientemente he leído el ensayo Memoria de la Guerra Civil. Los mitos de la tribu, escrito por el politólogo español Alberto Reig Tapia. Este ensayo está ya un poco trasnochado – fue publicado por Alianza Editorial en 1999, en el sexagésimo aniversario de la fin de la Guerra Civil y vigésimo cuarto año desde la muerte de Francisco Franco – pero puede ser un buen punto de partida para acercarse a la memoria y a las polémicas sobre la memoria de la II República y de la Guerra Civil.

En este ensayo Reig Tapia se opone a los historiadores revisionistas de la historia de España entre la II República y la transición a la democracia en los 70s. Él piensa que reivindicar la memoria histórica de la Guerra Civil sea necesario como reparación histórica hacia los vencidos y, probablemente también, para asentar la joven cultura política democrática del pueblo español. El profesor rechaza profundamente la relación entre el golpe militar y las violencias en la España republicana durante la guerra, así como la continuidad franquismo-democracia pretendida por los revisionistas. Una idea básica de este ensayo – y de toda la historiografía reconocida a nivel internacional – es que la Guerra no fue inevitable, o sea que la democracia española del 1936 no estaba condenada a una inminente revolución comunista o anarquista; por lo tanto la responsabilidad de la Guerra fue únicamente de los militares sublevados y de sus cómplices en la preparación del golpe. El golpe no fue la reacción al desarrollo de un proceso revolucionario, sino la razón principal de la subida al poder de fuerzas políticas de extrema izquierda – antes los anarquistas en Catalunya, después los comunistas estalinistas – y de intentos revolucionarios en la zona republicana.

Memoriadelaguerracivil

Las afirmaciones de Reig Tapia son respaldadas por importantes historiadores internacionales como por ejemplo el británico Paul Preston. Pero me molesta que en este ensayo no se profundice sobre las causas y el desarrollo de las divisiones políticas en la II República y entre todas las fuerzas opuestas a los sublevados. Es verdad que no es ésta la cuestión principal del ensayo, pero se corre el riesgo de presentar una memoria incompleta de la Guerra, es decir, una memoria que aplana y olvida las diferentes identidades de los que lucharon contra Franco para consolidar la base común de la democracia española de hoy. Tengo la sospecha de que se trata de un problema común a toda la historiografía “filorepublicana”.

Los “mitos de la tribu” del titulo son, en primer lugar, las numerosas desinformaciones producidas por la propaganda del régimen franquista que todavía plagan la memoria de la Guerra Civil. Uno de estos mitos sería la defensa por las tropas golpistas del Alcázar de Toledo (desde julio hasta septiembre de 1936), asediado por las tropas republicanas. A fin de cuentas un episodio secundario de la Guerra Civil, la reconquista del Alcázar – ya símbolo del poder de la España catolica e imperial – se convirtió con la victoria franquista en un ejemplo mítico del numantinismo y del renovado espíritu de cruzada de la España nacionalista.

Otros “mitos” analizados en este libro son del bando republicano, como la Batalla de Madrid y la masacre de Badajoz. Esta última supuso la matanza de millares de prisioneros republicanos por las tropas del Ejército de África del coronel sublevado Yagüe en los días posteriores a la Batalla de Badajoz (durante el 14 y el 15 de agosto de 1936). La matanza formó parte de una clara, más grande y sistemática estrategia del terror para eliminar físicamente los opositores y minar la moral de los adversarios. Esta matanza fue testimoniada también por periodistas extranjeros como el corresponsal del Chicago Tribune Jay Allen, pero la victoria final de Franco provocó el olvido de esta masacre, clasificada como leyenda de guerra, contribuyendo hasta hoy a envenenar el debate sobre la Guerra.

Es interesante la lectura de este libro también por los dos párrafos del primero capítulo donde se aconsejan interesantes obras literarias y cinematográficas sobre la guerra, principalmente por parte de los vencidos, anarquistas incluidos.

Giulio Amadei

GIULIO AMADEI banner