ASÍ SE DICE: Nada detiene la avalancha de errores

Señalar las inconsistencias léxicas de los periodistas es una tarea digna de Sísifo: un trabajo repetitivo e infinito que, además, se demuestra inútil. En un telediario español escuchábamos el otro día a un periodista que hablaba de “el llanto detenido de un padre”. ¿Detenido? El señor periodista lo que quería decir es “contenido”. Los errores de este tipo son constantes, cuando deberían ser inexistentes o, a lo sumo, la excepción y no la regla. En fin, un síntoma más del actual deterioro generalizado de la competencia lingüística.

Leer más

ASÍ SE DICE: Apoyo léxico

Siguiendo con el tema de las carencias de léxico que se observan en el ámbito de los medios de comunicación, tanto escritos como orales, traemos hoy a estas líneas una frase pronunciada (leída, en realidad) por un periodista durante un telediario español en una de las cadenas de mayor audiencia: “En la foto vemos al rey emérito apoyado en un bastón en el cual se apoya desde hace unos años para caminar”. Eso es todo, señoría.

Leer más

ASÍ SE DICE: Destrozan la lengua

Un problema constante del español que se escucha en los medios de comunicación es la falta de concordancia en todos sus aspectos. Sí. Aunque pueda parecer incomprensible, buena parte de los periodistas españoles, aun siendo hablantes nativos de español, cometen errores de concordancia, más propios de extranjeros que están aprendiendo la lengua. Unos pocos ejemplos de entre las docenas que pueden escucharse en los telediarios españoles: “hemos visto unas setecientos manifestantes”, “el rey ha escrito una carta al que ha respondido su hijo”, “bajaron varias bolsas para después introducirlos en el maletero”, “los decenas de manifestantes se han congregado en las calles de la capital”. Etcétera, etcétera, etcétera.

Leer más

ASÍ SE DICE: Faltas de concordancia

Un problema constante del español que se escucha en los medios de comunicación es la falta de concordancia en todos sus aspectos. Sí. Aunque pueda parecer incomprensible, buena parte de los periodistas españoles, aun siendo hablantes nativos de español, cometen errores de concordancia, más propios de extranjeros que están aprendiendo la lengua. Unos pocos ejemplos de entre las docenas que pueden escucharse en los telediarios españoles: “hemos visto unas setecientos manifestantes”, “el rey ha escrito una carta al que ha respondido su hijo”, “bajaron varias bolsas para después introducirlos en el maletero”, “los decenas de manifestantes se han congregado en las calles de la capital”. Etcétera, etcétera, etcétera.

Leer más

ASÍ SE DICE: De tácticas e inventos gramaticales

En un famoso periódico deportivo hallábamos una frase del siguiente cariz: "El equipo se enfrentará ante…". Please, no se dice enfrentarse ante. Lo correcto gramaticalmente es "enfrentarse a" o "enfrentarse con". Ténganlo en cuenta, ínclitos redactores. 

Y luego ya pueden seguir hablando de tácticas. Que si hay que poner doble pivote, que si falta un mediapunta, que si es oportuno un marcaje al hombre, que si el 4-4-2, que si mejor el 4-3-3 o el 4-2-3-1, etc, etc, etc… 

Leer más

ASÍ SE DICE: Reflexionemos sobre el reflexivo

No hace mucho hemos escuchado la siguiente frase en boca de un periodista: “no se sabe si se van a vacunar a los niños”. En esta frase hay una falta de concordancia (creemos que evidente, pero se ve que no lo es para buena parte de los hablantes de español).

Leer más

ASÍ SE DICE: Sobre prever y proveer

Hay un afán "inconsciente" en los periodistas —incluso en los llamados redactores— de meter preposiciones cuando no viene al caso y de meterlas trabucadas o no meterlas cuando toca. Un ejemplo de esto —desgraciadamente hay muchos— es el uso y abuso de la expresión grosso modo, que los periodistas (vaya usted a saber por qué) suelen preceder de la preposición a, de, con u otros despropósitos y aberraciones lingüísticas de similar cariz. 

Lo dicho: revísense lo de las preposiciones, señores periodistas. 

Leer más

ASÍ SE DICE: Repetición y variación

Hablando del desbordamiento de algunos ríos en España a causa de las fuertes lluvias, un periodista ha presentado la información con la siguiente frase: “El río no deja tregua”. En realidad, son dos las cosas que habría que comentar. Lo primero de todo, evidente a todas luces para cualquier hablante nativo de español, es que el verbo empleado es incorrecto, ya que la expresión se forma con dar, no con dejar. Dar tregua. Es una colocación que no puede alterarse caprichosamente. Que consulten el diccionario Redes de Ignacio Bosque si tienen alguna duda a la hora de combinar las palabras.

Leer más

ASÍ SE DICE: La guerra de las preposiciones

Hay un afán "inconsciente" en los periodistas —incluso en los llamados redactores— de meter preposiciones cuando no viene al caso y de meterlas trabucadas o no meterlas cuando toca. Un ejemplo de esto —desgraciadamente hay muchos— es el uso y abuso de la expresión grosso modo, que los periodistas (vaya usted a saber por qué) suelen preceder de la preposición a, de, con u otros despropósitos y aberraciones lingüísticas de similar cariz. 

Lo dicho: revísense lo de las preposiciones, señores periodistas. 

Leer más

ASÍ SE DICE: Los errores no dan tregua

Hablando del desbordamiento de algunos ríos en España a causa de las fuertes lluvias, un periodista ha presentado la información con la siguiente frase: “El río no deja tregua”. En realidad, son dos las cosas que habría que comentar. Lo primero de todo, evidente a todas luces para cualquier hablante nativo de español, es que el verbo empleado es incorrecto, ya que la expresión se forma con dar, no con dejar. Dar tregua. Es una colocación que no puede alterarse caprichosamente. Que consulten el diccionario Redes de Ignacio Bosque si tienen alguna duda a la hora de combinar las palabras.

Leer más