Etiquetas

, , ,

 

El insuperable arte de Wang Fo

Wang Fo fue un legendario pintor chino cuya imitación del mundo era tan perfecta que podía transformarse en realidad con la pincelada final. Un emperador le exigió que pintara el océano y en él se ahogó con toda su corte.

Para superar el arte de Wang Fo, Occidente inventó la fotografía y después el cine, donde sobreviven los muertos repitiendo una y otra vez los mismos actos, como en cualquier otro infierno.

Ana María ShuaAna María Shua nació en Buenos Aires en 1951. Desde sus primeros poemas, reunidos en “El sol y yo”, ha publicado más de cuarenta libros. En 1980 ganó con su novela “Soy Paciente” el premio de la editorial Losada. Sus otras novelas son “Los amores de Laurita”, (llevada al cine),”El libro de los recuerdos”(Beca Guggenheim) y “La muerte como efecto secundario” (Premio Club de los XIII y Premio Municipal en novela). Cuatro de sus libros abordan el microrrelato, un género en el que ha obtenido el máximo reconocimiento en el ámbito iberoamericano: “La sueñera”, “Casa de Geishas”, “Botánica del caos” y “Temporada de fantasmas”, reunidos todos ellos en “Cazadores de Letras” (Páginas de Espuma, 2009), a los que siguió “Fenómenos de circo” (Páginas de Espuma, 2011).

También ha escrito libros de cuentos: “Los días de pesca”, “Viajando se conoce gente” y “Como una buena madre”. Con “Miedo en el sur” obtuvo el Premio Municipal en el género cuento. Recibió varios premios nacionales e internacionales por su producción infantil-juvenil. Sus cuentos figuran en antologías editadas en diversos países del mundo. Algunas de sus novelas han sido publicadas en Brasil, España, Italia, Alemania y los Estados Unidos.