Etiquetas

, , , , , , , , ,

altman1

Nathan Altman. Portrait of Anna Akhmatova. 1914. Oil on canvas. 123.5 x 103.2 cm. The Russian Museum, St. Petersburg, Russia. More.

¿Se pierde algo en la traducción de un texto a otro idioma? Respondo con las palabras irónicas del escritor y traductor barcelonés Eduardo Mendoza. Tal vez el libro y yo, como lector, perdemos algo, pero «si intento leer una novela en húngaro seguro que lo pierdo todo».

Han pasado muchos años desde que, en los bancos de la universidad de Milán, pensé en la traducción no solo como en una manera para aprender una lengua o para aprobar el examen de griego antiguo o de latín sino también como en una profesión fascinante. Fue cuando mi profesor de literatura rusa, Eridano Bazzarelli, hizo que leyéramos la traducción que había hecho la poetisa rusa Anna Ajmatova del poema L’infinito de Leopardi. El profesor remarcaba las vocales claras y oscuras utilizadas por los dos poetas, y todos los términos que sabían a infinidad. Interminati, sovrumani, profondissima quiete e infinito silenzio había escrito Giacomo Leopardi. Hablaba de algo inabarcable, igual que el absoluto. Bazzarelli hacía hincapié en las palabras escogidas por Ajmatova, a partir del mismo título Beskonečnost’, que no es solo el infinito sino también la infinidad. Otros poetas habían preferido el adjetivo neutro besconečnoe.

¿Perdió algo Anna Ajmatova eligiendo una palabra que suena más sugestiva? Lo cierto es que logró transmitir el mundo poético de Leopardi. En cuanto a mí, era la primera vez que analizaba detenidamente un poema italiano traducido a otro idioma, un idioma tan lejano de las lenguas neolatinas como lo es el ruso, y me quedé encantada.

Propongo una tarea entretenida y aleccionadora, si a uno le interesan los idiomas y la poesía: comparar diferentes traducciones en castellano de L’infinito: hay varias. Analizar cómo han sido vertidos los endecasílabos sueltos de Leopardi. Descubrir, por ejemplo, de qué manera los traductores se han enfrentado al verbo spaura, con su acento tónico que cayendo sobre la u crea una pausa y que, como nos cuenta el diccionario, es de uso antiguo o poético.

En el sitio del Centro studi leopardiani di Recanati, pueden ustedes encontrar una muestra de traducciones de L’infinito en varios idiomas http://www.leopardi.it/infinito.php (en español está la traducción de Alejandro Duque Amusco), y perderse un poco en esta inmensidad.

SILVIA SICHEL.

medir-las-palabras1.jpg