Etiquetas

, ,

cropped-felix-banner definitiva (1) 3

………………………….con Luisa

……..Non v`è rosa senza spine,
……..ma mi sono parecchie spine senza rose.

……………………Arthur Shopenhauer

……..Pequeña, delicada alma vacilante,
……..huésped y compañía del cuerpo,
……..que ahora desapareces a allí donde
……..todo es pálido, rígido y desnudo
……..y no bromearás como acostumbras.

……………………Adriano

 

I

Para contar sílabas finales y primeras
Charla improvisada y café sin azúcar

No me inspira la oración compuesta
De ingeniosos guarismos sucedáneos

Camello lírico de corazón que ayuna
Seis días en la escalera gregoriana

Séptimo y demás fiesta consiguiente
Pretendo introducir en el lenguaje

La autoría crítica del gnomon aéreo
Insoslayable placer entre lingüistas

¿Efecto tequila o error de diciembre
Visto el calendario conmensurable?

Porque sintagmas tan heterogéneos
Revolotean como gallos siameses

¿Pronuncio cartografías extractivas?
¿Hacéis pie en fantasías deductivas?

Malicia el hombre de un solo libro
Comentó expósito Tomás de Aquino

Mena y ganga de cuanto silogismo
Separe auriga omega de rosario alfa

Para contar sílabas finales y primeras
Charla improvisada y tinto sin azúcar

II

Solo serás tú cuando el último visir
Sea ahorcado con las últimas tripas

Del último sacerdote performativo
Tal como leí en labios diderotianos

Ignoro si existen amazonas capaces
No inseminadas por Televisa y Visa

De impugnar la presunción arriana
De un teorema endeble y defectuoso

Dentro del tronco de un árbol vacío
Ancho mar caminamos engolfados

Cuando en la aldea de Coniapayara
Nos asediaron mujeres rubicundas

Tampoco andaban sobradas de ideas
Las devoradoras socialdemócratas

¿Qué está sucediendo? se preguntan
La novena y la novela estupefactas

Balbucea o popoluca o puromaucas
También favorecen la investigación

Exónimo ofensivo medioambiental
Del cálculo puro de acontecimientos

¿Los bárbaros son necesarios o no?
¿Corrompen o alumbran esperanza?

¿Desgarrón en la túnica eclesiástica?
¿Perfección sistemática de la costura?

Las buenas obras no hacen piadoso
Al hombre que realiza buenas obras

Para contar sílabas finales y primeras
Charla improvisada y café sin azúcar

III

La mercancía o serpiente zoomórfica
Confía en un descuido estraperlista

Mientras comparo poéticas clientes
Del ser que abreva en la humanidad

Ágrafa hasta que Agustín deplora
El cardo y el decumeno de Hipona

Y divide el caserío en doble sacristía
Perfectamente amigas y contrarias

Una que persigue el alma de la rosa
Otra que concibe la rosa del alma

Así como el silencio de los pétalos
Y el contradiós tierno de la espinas

Contamina y sentencia mi silabario
De frondas y prestigios carbonarios

Käthe y Tölpel unánime economía
(¿Cómo será el presente del pasado?)

El libro que costó lo que un caballo
Deduce de la tipografía extranjera

Sinuosas contracciones detectives
Del principio fluido de Arquímedes

Inmersiones en el mar siracusano
Donde escuece la luz de la literatura

Incorregibles paganos hidrostáticos
Creo que cecean con lengua lupanar

Para contar sílabas finales y primeras
Tinto enajenado y charla sin azúcar

IV

Borrar o abrasar huellas dactilares
Que la población reclama arrebatada

No condice paráfrasis mitológicas
Sustituibles en más carteles blancos

Ni herreros del cofre de la memoria
Que guarda imágenes consoladoras

La cobardía neumática de las bragas
El obelisco sofista de los bemoles

Atraído al azar de la convivencia
Acontece un sombrero indeclinable

Poca ala o tal vez recortada figura
Si estás ahí ¿dónde lo contrabandeé?

Adán y Eva argumentan compinches
Antes el hambre que la gastronomía

Llegado a época de intensa dialéctica
Oigo el trino de los pájaros enfermos

Tendal minutísimo del sol en la nuca
Industria elocuente de la agricultura

Confabulo un sorbo de café azabache
Colada haitiana y dominicana ínsula

Para contar sílabas primeras y finales
Y sofocar la tensión de los renglones

V

Discurren fáusticos inesperadamente
TLC o TTIP o fumarola de las nubes

¿Se arcadia la pluma de mi bombín
En sonetos 27 y 76 de Shakespeare?

¿O insisten las órdenes post arrianas
En la pantalla adictiva del animismo?

¿Pensáis que me escudo en deícticos
Ante el sínodo de letras mayúsculas?

Andar a cuatro patas todavía diurnas
¿Presupone desequilibrio sinalefo?

Para contar sílabas finales y primeras
De ahora en adelante o verbigracia

Necesito que interpreten zodiacales
Dominicos zurdos o recoletos pijos

La niebla sucesiva del rocío baboso
Rosa noctámbula ¿qué color tiene?

Franciscanos y jesuitas competirían
En ese cuadro de amor terrateniente

Escandalizo el sentido de la brújula
Que sisea entre círculos cuadrados

¿No eran tres los nombres del verbo
Conscripto y emancipado del suelo?

VI

En el mismísimo fin de la simonía
Emerge el momento de la espuma

Implícitos soliloquios protestantes
Subvierten el concepto de apariencia

Comparece la sierra y la mandíbula
En el foro común de las metáforas

Limón es cuando el amarillo es ácido
Y la acidez amarilla en particular

Rómulo de exponencial melancolía
Conversa con la loba imperturbable

¿Sabríamos fenomenológicamente
Si de percepciones o de santuarios?

¿Cocaína o sintaxis bibliotecaria?
¿Madera arúspice o libelo meloso?

Cualquier perífrasis contemporánea
¿Elude tamaño beneficio discreto?

Teme y ofende el himno uruguayo
Quienquiera que limite con la duda

Hearst & Du Pont por controversia
Confluyen en felices mesopotamias

Si heredo un monasterio cisterciense
¿La química se opondría a la física?

Hay un soldado en el viento silabeo
Que insiste en poemas numismáticos

VII

Libre de polvo y de paja consecutiva
Biogénesis o génération spontanée

Proviene sin necesidad de Arequipa
Y suele manifestarse malévolamente

Imitando estadísticas universitarias
En finos cachivaches documentales

Contra Ernesto y Julio y Gabriel GM
Después de la revolución castrista

¡Que no les crecía la barba natural
Como tampoco al cristo bizantino!

Una araña pone huevos y los huevos
Estallan en quimeras costumbristas

De la nada borgiana en otro esfuerzo
Brotan secos crucigramas de arena

En Nivea hermafrodita en cambio
La conservación asegura la especie

Es difícil el tránsito entre gabinetes
Y chimeneas borromeas de progreso

Monacillo de escuela salamantésica
Bisturí minucioso de triste basura

Máquina censora de furia subalterna
Semejante corneta del dinero en flor

Predica ante eminencias anacrónicas
La buena nueva del capital bursátil

VIII

Maizales y ostracones emplumados
Observan que ida y vuelta se parecen

Para contar sílabas primeras y finales
¿Debo excretar gomina londinense

De modo que la rumia paranomásica
Constituya acerbo de las bellas artes?

Potosí alérgico al control del pañuelo
Comienzan a interrogarme los astros

Seminaristas párvulos del porcentaje
Que les dé esplendor como merecen

¿Promontorios de furia embriagadora?
¿Ecuaciones rebeldes a la simétrica?

Un quinto áureo de la enciclopedia
Deriva de esos raros pechos aleados

Sentir que las sílabas te desobedecen
Causa estupor en el cielo peregrino

César o nada también irrumpe Roma
En el trabalenguas vicioso inesperado

No digo en reflejos de espejo absorto
Sino en la divina proporción angélica

IX

Si abuso de preposiciones corrientes
Tomadlas por conejos o palomares

En el cántaro de la chistera negocian
Autopistas transcendentes y menudas

Recuerdo mil y una noches dedicadas
A la exploración húmeda del abismo

Izquierda y derecha desde la escala
De lo que sube y baja ceremonioso

Para contar sílabas primeras y finales
Charla improvisada y tinto sin azúcar

¿Cómo Colombia deletrea tan suave
Café hermético y poligamia ilustre?

Arde el delirio de la estupefacción
En quien descubre y es descubierto

Mientras Cuba resista el bautismo
Catódico del hongo post-imperialista

¿Qué nos traen a pila mamut y asno
Electivos en el Maine de la nariz?

El ombligo emigrante de América
Que chapalea en raíles impostados

Acaso contemple de perfil la luna
Que supera el rodeo del Río Bravo

Agité el árbol y de la ramas cayeron
Infinitos arzobispos vegetarianos

X

Asombra Panamá entre frigoríficos
Bicéfalos y tersa celulitis prematura

Navajazo de océanos extremeños
No puede inquirir ni responder jamás

A letanías volcánicas extravagantes
Los esclavos son hijos del comercio

Guatemala en trece eucaristías opta
Rosebud por la limpieza de sangre

Nicaragua quiere infantes científicos
Opuestos al espíritu de CIA y DEA

No en vano tiene al lado Costa Rica
Más copyright que meros diptongos

A Honduras de insomnio implacable
Llega Ilona con lluvia y magdalenas

Ninguno de los días estaré ausente
De uno de tus rumbos evanescentes

Ecuador cuando propones encinta
Naumachia tes Salaminos en la mesa

Chile incurría en nerudas y allendes
Tan lejos y tan cerca de Portugal

Filamento exquisito del pararrayos
Dibujo de las olas en el cerebro azul

A cielo abierto esa cirugía asusta
Mejor fusilarla en el laboratorio nazi

XI

Para contar sílabas primeras y finales
Necesito más nombres o más crédito

Tenga Perú inflamada de oxímorones
La pachamama del socavón de Oruro

Monsanto y ceviche de piscifactoría
Impreso en la laca de Corín Tellado

Aquel militón de las rayas de Nazca
¡Vuélvanse atrás quienes continúan!

Nunca los guaraníes hacia Bolivia
Silabario exento del mal y su altura

Paraguay desaparece en ñandutíes
Silvestres como imperios estudiados

Distingo a un rey fascista hereditario
Que escupe veneno en Venezuela

El litio del salar de Uyumi precipita
Aplausos de las nalgas entusiastas

Sucede España en muchedumbre pía
Refugiada en un plátano y caducan

Puerto Rico y las gaviotas filipinas
Como adendas de amor a la cultura

Firma iconoclasta pretende México
Y corteja a la República Argentina

¡Cuentas echamos golfos de Guinea
Mi madre y mi talento escenográfico!

Para contar sílabas finales y primeras

……..ANIMULA VAGULA BLANDULA
……HOSPES COMESQUE CORPORIS
QUAE NUNC ABIBIS IN LOCA PALLIDULA
…….NEC UT SOLES DABIS IOCOS

FÉLIX BLANCO SÁNCHEZ
Poemas a 0,