Etiquetas

, , ,

No es muy normal escribir la reseña de un libro cuando no lo has acabado todavía. De sus 400 páginas aún me quedan 50 más o menos. Esta no es una novela policiaca o una novela de amor que tiene un desenlace y un final por descubrir. Es un libro que se puede leer por entregas o por capítulos, en varios momentos de la vida o devorándolo IMG_6160como yo. Cuanto más leo, más me enamoro de esta mujer. Una mujer valiente y apasionada, con una vida desafortunada pero llena de energía, de amor, de pasión. Sobre ella se ha escrito un mundo, pero en esta biografía encontrarás muchos más datos que en los libros de arte o historia y tendrás una visión más completa de Frida, como mujer, como artista y como icono del siglo XX. El libro sigue su biografía, desde que nació en Coyoacán, México, los años de su adolescencia, el día en que sufrió un accidente que le perforó la columna vertebral y le causó fuertes dolores durante toda la vida hasta su encuentro con el pintor Diego Rivera, quien permaneció – con encuentros y desencuentros – a su lado hasta los últimos días. Diego fue su amor verdadero, su marido – se llegaron a casar hasta dos veces a pesar de las aventuras amorosas de este con otras mujeres, incluso la hermana de Frida – su maestro, su mentor, su admirador y su mejor amigo.

IMG_6157

FRIDA Una biografía de Frida Kahlo de Hayden Herrera – Neri Pozza Editori

Además de ser una gran mujer, Frida Kahlo tuvo un talento natural para la pintura. Cuando se dio cuenta de que su sueño de ser médico no podía convertirse en realidad, decidió dedicar su tiempo a la pintura y al arte, demostrando un estilo propio.

Frida Kahlo nunca quiso ser clasificada, ni etiquetada, se rebeló ante los dogmas del Surrealismo y se definió artista y mujer libre.”Dijeron que yo era una surrealista … pero no lo era. Nunca pinté sueños…pinté mi propia realidad“.

Y en sus cuadros, Frida retrató los hechos más importantes de su vida, el accidente que la dejó físicamente herida de por vida, su imposibilidad de ser madre debido a los problemas físicos, sus raíces mexicanas que Frida mantendría vivas durante toda su vida – vistiendo trajes típicos que marcarán su estilo propio y original -, su estancia en Estados Unidos (que ella llamó Gringolandia ), y muchos autorretratos.

A pesar de los años de dolor y sufrimiento, continuó haciendo lo que le gustaba hacer…pintar. Una vez, mientras estuvo hospitalizada dijo “Cuando salga de aquí, hay tres cosas que quiero hacer…pintar, pintar y pintar“. Y eso es lo que hizo.

IMG_6159

Una mujer extraordinaria que sigue viviendo en sus lienzos y sigue alimentando la leyenda que la rodea. Frida fue una mujer moderna, actual, pese a haber vivido en un periodo histórico en que la mujer no solía ser autosuficiente ni podía valerse por si misma. Ella vivió sin prejuicios, haciendo lo que quería, amando con intensidad a hombres y mujeres, viajando y marcando un estilo único, y sin antecedentes. Esta es la verdadera revolución de esta mujer.

“Cada (tic-tac) es un segundo de la vida que pasa, huye, y no se repite. Y hay en ella tanta intensidad, tanto interés, que el problema es sólo saberla vivir.”.

IMG_5009

.

Laura Pollachini García