Etiquetas

, , , ,

cafe-pendienteHoy quiero hablar de una antigua tradición de mi país que en estos últimos años de crisis ha vuelto a revivir: el “caffè sospeso” [en español “café pendiente”].

¿Qué es? ¿Qué significa?

La idea nació hace más de un siglo en Nápoles, la ciudad estrella del café italiano. En aquella época, cuando la gente más rica tenía algo que celebrar, bebía un café y dejaba otro pendiente para quien entrara luego en el bar y no pudiera pagarlo. Un acto de solidaridad completamente anónimo. Se pueden dejar pendientes uno o varios cafès, según la buena voluntad del pagante.

El escritor y filósofo italiano Luciano De Crescenzo, napolitano doc, en su breve ensayo Il caffè sospeso. Saggezza quotidiana in piccoli sorsi cuenta así la costumbre del “caffé sospeso”:

napoli-caffe-sospeso-dicitura

En Nápoles, en el barrio de Sanitá, cuando alguien estaba feliz después de que algo bueno había pasado, en lugar de pagar un café pagaba dos, dejando sobre la mesa el dinero para el próximo cliente. Ese gesto fue llamado ‘caffe sospeso’, literalmente, café en espera. Entonces, si alguien entraba en la cafetería preguntaba si había algún ‘sospeso’. De algún modo, era como la compra de café a la humanidad. […] Con un café se consigue sacar una sonrisa en cualquier momento del día a una persona que no puede pagarse una taza de café caliente. Y además, en un momento de tantas diferencias, es algo que nos hace sentir más unidos. Un gesto que no tiene nada que ver con la limosna, es más bien una forma de compartir los problemas, un momento de comprensión y consideración hacia los demás. El café es un rito sagrado, una inyección de buen humor.

El fenómeno, gracias a las redes sociales, se ha vuelto viral y se ha creado un día, el 19 de abril, para celebrarlo. Muchos bares en el mundo lo practican, solo hay que preguntar, en algunos se puede dejar pagada hasta comida.

logoRTVEes

schermata-2017-03-04-alle-10-30-59


Enlaces muy interesantes sobre el tema:


IMG_5009

.

Laura Pollachini García