Etiquetas

, , , , , ,

REGRESO

Se ahuecan las cosas con un
latido, es Abelardo,
las manos de Eloísa se hacen labio
y cuello, cavidad.
Largo sentir de un cuerpo.
Es Abelardo que vuelve
y trae hasta la celda de Eloísa
una ciudad con calles de seda:
la estrella arácnida
en el balanceo del viento,
de hilos y alas muertas,
allí al fondo de Eloísa, dentro.

SILVIA EUGENIA CASTILLERO (Ciudad de México, 1963).

El poema seleccionado pertenece al libro “Eloísa”, Editorial Comba, que se presentará mañana en la Casa de México de Madrid.