Poemas Escogidos: Miguel Ángel Velasco


EL HUMO DEL CIGARRO
Miras a contraluz el suelto hilo
que se devana en fáciles volutas.
Y en esa trasparente arquitectura
reconoces un ritmo, el equilibrio
de una danza precisa.

Leer más

Poemas Escogidos: William Shakespeare


SONETO 94

Los que pueden herir y, aún así, nunca hieren,
Los que no hacen aquello que exteriorizan más
Y los que, aún conmoviendo a otros, no se inmutan,
Son como piedras, fríos, sin que los tiente nada.

Leer más

Poemas Escogidos: Sofia de Mello

En el palacio Mocenigo donde vivió solo
Lord Byron usaba los grandes salones
Para ver la soledad espejo a espejo
Y la belleza de las puertas cuando nadie pasaba

Leer más

Poemas Escogidos: SESI GARCÍA

LA IMAGEN DE UNA MUJER FRENTE
AL DUOMO DE FLORENCIA

come vertute in Petra preziosa

GUIDO GUINIZZELLI

A Beatriz Magán

Un témpano dorado del color
del trigo hecho piedra:

Leer más

Poemas Escogidos: Idea Vilariño

ESO

Mi cansancio
mi angustia
mi alegría
mi pavor
mi humildad
mis noches todas
mi nostalgia del año
mil novecientos treinta
mi sentido común
mi rebeldía.
Mi desdén
mi crueldad y mi congoja
mi abandono
mi llanto
mi agonía
mi herencia irrenunciable y dolorosa
mi sufrimiento
en fin
mi pobre vida.

Leer más

Poemas Escogidos: Carlos Pintado

El haiku no solo emplea una antiquísima métrica determinada (tres versos que suman un total de diecisiete sílabas distribuidas en la siguiente fórmula: cinco, siete, cinco) sino que es un modo concreto (atento, silencioso, asombrado y libre) de estar en el aquí y ahora del mundo. 

En esa larga tradición literaria que comenzó hace siglos, en Oriente, se inscriben los doscientos haikus reunidos de Carlos Pintado, en El árbol rojo; doscientos microorganismos poéticos de altísima complejidad en su deslumbrante sencillez. La sabiduría y belleza que condensan alcanzan para construir un universo breve pero lo suficientemente poderoso como para adherirse en la conciencia del lector.

Leer más

Poemas Escogidos: Paul Celan


FUGA DE LA MUERTE

NEGRA LECHE DEL ALBA la bebemos de tarde
la bebemos a mediodía de mañana la bebemos de noche
bebemos y bebemos
cavarnos una fosa en los aires no se yace allí estrecho
Vive un hombre en la casa que juega con las serpientes que escribe
que escribe al oscurecer a Alemania tu pelo de oro Margarete
lo escribe y sale de la casa y brillan las estrellas silba a sus mastines
silba ante él a sus judíos hace cavar una fosa en la tierra
nos ordena tocad a danzar

Leer más

Poemas Escogidos: Blanca Morel

INVITACIÓN

está puesta la mesa y no has venido
pero aún queda un instante

aún queda un instante
para preguntarnos
quién nos ha salvado
a quién condenamos
por quién debimos morir


I

Leer más

Poemas Escogidos: Elsa Veiga


DE LA CASA QUE QUISE

Para mi abuelo Pedro y su casa del Preguntoiro,
en Santiago de Compostela

Huele a frío la casa,
torcida,
del abuelo.
Huele a sábanas frescas
y a humedad, sin embargo.
En moho se convierten
los que se dignan verla.

Leer más