Etiquetas

, , , ,

SINFONÍA ENCORDADA

Elegidas al azar van saliendo de aquel cubo, enredadas como si no fueran a separarse jamás.
Un artista les dará vida por unas horas; las sacude y estira para colgarlas en aquel escenario de frágil arquitectura.
Cada actor deberá contorsionar su cuerpo hasta llegar a la última cuerda; en aquella lo pequeño y ligero, en la otra; lo mediano y en la más cercana lo más pesado.
Tamaño, matices y orden que requiere precisión.
Pintados en un momento, distintas alturas y técnicas: pantalones, calcetines, sábanas, toallas, colchas; todos ellos bailan con el viento dando vida a los edificios.
Todo un arte, tender la ropa.

CACERÍA

Se movió entre los matorrales de consonantes y fue cuando la descubrí. Di la voz de alarma al dueño del coto dónde estaba. Éste se inquietó, era imposible.
Pero ella estaba allí, silenciosa, agachadita y sin moverse, y no pudo resistirse a mis encantos de correctora profesional.

CRISTINA MONTES ORTEGO (Madrid, 29 de julio de 1973).