El microrrelato de los viernes: Dos micros de Raúl Brasca

.

Eloísa y Abelardo
 
Separados, cada uno en su convento, Abelardo y Eloísa se piensan:

Abelardo, ensimismado, alarga su mano en el aire mientras Eloísa recuerda esa mano mucho tiempo atrás desviándose del libro hacia sus senos y siente desatarse la misma pasión que él quiere revivir ahora y no puede, con lo que su mano cae yerta al costado del cuerpo y su llanto comienza con el comienzo de la respiración entrecortada de Eloísa que ya lo siente, como veinte años antes, dentro de ella y se agita mientras a él lo atormenta su soledad, a pesar de que a 250 kilómetros, recluida, ella lo está sintiendo junto a si, y más ahora que tiene este violento orgasmo justo cuando él se lleva la mano a la entrepierna que la venganza de Fulberto le dejó vacía.
Publicado en Las gemas del falsario,
Cuadernos del vigía, Granada 201.
Última elección

                                                        a Juan Sabia

El pez resuelto al suicidio evita veloz la red en la que moriría con sus compañeros, pasa de largo frente al anzuelo del pescador rutinario que hojea una revista, y traga sin dudar el de un chico que recordara, mientras viva los espasmos terribles de su asfixia.
Publicado en Todo tiempo futuro fue peor.
Sudamericana-Mondadorl, 2007 

RAÚL BRASCA (Buenos aires, 1948). Los micros pertenecen a la entrada “Cinco Palomas” de la revista Abisinia Review.