ASÍ SE DICE: Sobre condiciones varias

Con frecuencia se escucha en boca de periodistas “sin equa nun”, “sine qua no” o, incluso, “sine qua nen”. Todos estos engendros lingüísticos son ecos ignorantes, poco afortunados, de la locución latina sine qua nonconditio sine qua non

No cuesta mucho informarse, para ser, como suelen pregonar de sí mismos, profesionales rigurosos. Pues el lenguaje, más allá de los contenidos, es su principal instrumento. Su herramienta de trabajo. 

Y si no, que digan condición necesaria o imprescindible. Y así no hay riesgo de equivocación (o quizá sí, quién sabe). 

David Baró