Etiquetas

, , , , ,

POZO

Pozo que estás en vela
igual que un ojo abierto;
solitario y perenne
contemplador de cielo,
el reposo en la noche
para ti no fue hecho,
pobre ojo que miras
inmóvil y despierto
sin párpado que vele
tu cansancio de tiempo.

Miras sin rebelarte
desde tu duro cuenco
siempre el mismo paisaje
desolador y muerto;
perspectivas iguales
en las manos del viento.

Tu cansancio rezuma
sin poder extenderlo;
tu fatiga se hace
más fatiga en mi cuerpo.
Yo comprendo tu espasmo
terrible de ojo quieto
y paso por tus bordes
suavemente, mis dedos.

MARÍA ISABEL SECADES LAINZ. El poema seleccionado pertenece al libro “Versos con faldas”, edición de Fran Garcerá y Marta Porpetta, Torremozas, 2019.