Etiquetas

, ,

A LA ESPERANZA

Oh esperanza, amable, indulgente,
tú que no desdeñas la casa de los afligidos
y, aunque noble, como sirviente actúas
entre mortales y potencias celestes.

¿Dónde estás? Poco he vivido, mas ya alienta fría
mi noche y silencioso, como las sombras,
estoy aquí. Privado ya de cánticos
se adormece en mi pecho el corazón estremecido.

En el verde valle, allí donde la fresca fuente
de las montañas a diario mana y el hermoso
cólquico florece para mí en los días de otoño,
allí, en la calma, ¡oh clemente! Quiero

buscarte o cuando en la medianoche
la vida invisible bulle en los bosques
y sobre mí brillan esas flores
siempre alegres, las estrellas,

aparece entonces, oh tú, hija del éter,
desde el jardín de tu padre y, si no se te permite
acudir corno espíritu de la tierra, estremece,
¡oh estremece mi corazón bajo otra apariencia!

FRIEDRICH HÖLDERLIN (Lauffen am Neckar, Ducado de Wurtemberg, 20 de marzo de 1770 – Tubinga, Reino de Wurtemberg, 7 de junio de 1843).
El poema seleccionado pertenece al Poemario “Odas”, Poesía Hiperión.
Traducción de Txaro Santoro.