ASÍ SE DICE: Sobre tuits y malparados

A raíz de un tuit de Pérez-Reverte, los periodistas, siempre ávidos de “noticias”, se lanzaron, rápidamente, al cuello del escritor, equiparando una errata a un uso ininteligible y absurdo del lenguaje. Lo gracioso del caso es que, en esa hipercorreción periodística, al decir que Pérez-Reverte salió malparado —se entusiasmaron en exceso, sin duda— no lo escribieron junto como corresponde. Olvidando, también, por cierto, el consabido guión en el apellido del susodicho. La leche.

 

David Baró