El microrrelato de los viernes: Dos micros de José Balza


ENLACES

A Sael Ibáñez

A pesar del tiempo, aún caigo en la ansiedad vivificadora y densa que surge al contacto con los estudiantes: Siempre concebí cada hora de clases como un castillo de mil puertas que únicamente sirven, todas a la vez, para entrar o salir.

Leer Más