El microrrelato de los viernes: Dos relatos hiperbreves


[SIN TÍTULO]

Carmen Leñero

De pronto, amas de casa se montan en escobas y recorren los espacios nocturnos bajo el influjo lunar. Sus consignas tienen resquemor de maleficio, y de aquelarre, sus tertulias. El fabuloso conjuro incendia Salem, y quienes vuelven la cabeza quedan convertidos en estatuas de sal. La misma con la que sazonan guisos para servir a la mesa del poder diurno.

Leer más