El microrrelato de los viernes: Dos mundos mínimos de José María Merino

LA PECERA

Anoche, al volver a casa, cuando iba a echarles comida a los peces que tengo en la pecera, me encontré con que en la superficie del agua flotaba un extraño objeto. Observándolo con cuidado, comprendí que se trataba de una especie de desvencijada balsa, sobre la que había dos figuritas humanas, una tumbada boca abajo y la otra agarrada a una especie de mástil hincado entre los maderos.

Leer Más

El microrrelato de los viernes: Dos cuentos breves de Ana María Shua


EL ENGAÑO

Dice Sun Tzu que todo el arte de la guerra se basa en el engaño. Y el escalón supremo es someter al enemigo sin luchar. El engaño conduce a la sorpresa y la sorpresa conduce a la victoria. Quien no sea capaz de engañar y por lo tanto sorprender, nunca logrará sobresalir en el arte de la guerra, de la escritura.

Leer Más

El microrrelato de los viernes: Dos micros con pintores


UN MODELO de Felipe R. Navarro
Estimado Señor Edward Hopper:

LA MIRADA DE FRIDA KAHLO de Isabel Wagemann
Cuando su hombre no aparece en la cama y ya son demasiadas noches,

Leer Más

El microrrelato de los viernes: Dos relatos hiperbreves


[SIN TÍTULO]

Carmen Leñero

De pronto, amas de casa se montan en escobas y recorren los espacios nocturnos bajo el influjo lunar. Sus consignas tienen resquemor de maleficio, y de aquelarre, sus tertulias. El fabuloso conjuro incendia Salem, y quienes vuelven la cabeza quedan convertidos en estatuas de sal. La misma con la que sazonan guisos para servir a la mesa del poder diurno.

Leer Más

El microrrelato de los viernes: Historias cruzadas

MUÑOZ Rengel
HISTORIAS CRUZADAS I

Eva está sola en la casa del árbol del bien y del mal, cuando la ancianita llama a la puerta y le ofrece la manzana envenenada.

Leer Más

Leamos cuentos: Un diez, Antología del nuevo cuento catalán de Care Santos (ed.)

Leer Más

Leamos cuentos: Pelos de Microlocas

Leer Más

El microrrelato de los viernes: Dos micros de Invasión de David Roas


EL OTRO

AMI HIJO LE GUSTAN MUCHO LOS ESPEJOS. En eso no nos parecemos. Le encanta mirarse en ellos, palpar su superficie como si tratara de acariciar al niño que tiene enfrente. No sé si a su edad ya tiene conciencia de que lo que está viendo no es más que un simple reflejo de sí mismo. Todavía no habla, no puedo preguntarle.

Leer Más

El microrrelato de los viernes: Dos mundos mínimos de José María Merino

LA PECERA

Anoche, al volver a casa, cuando iba a echarles comida a los peces que tengo en la pecera, me encontré con que en la superficie del agua flotaba un extraño objeto. Observándolo con cuidado, comprendí que se trataba de una especie de desvencijada balsa, sobre la que había dos figuritas humanas, una tumbada boca abajo y la otra agarrada a una especie de mástil hincado entre los maderos. Creí que era un adorno que había puesto mi mujer, pero de repente descubrí que la figurita agarrada al tosco mástil movía un brazo desmayadamente, como pidiendo ayuda, y que en la tumbada había también signos evidentes de vida. Aquellos seres diminutos y vivos, al parecer náufragos, me desconcertaron tanto que me fui a la cama sin decirle nada a mi mujer y pasé la noche en blanco. Me he levantado muy pronto, he ido corriendo a la sala donde tenemos la pecera, pero solo he encontrado a las tres carpas rojas que la ocupan. Entonces me he sentido muy aliviado, al imaginar que esos diminutos náufragos no corresponden al mundo de mi realidad cotidiana.

Leer Más

El microrrelato de los viernes: Los héroes paradójicos

schermata-2017-02-24-alle-07-22-10

Leer Más